(Especial) El legado del 'El Bueno, El Malo, y El Feo' | Revista Level Up - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
jueves, septiembre 27, 2018

(Especial) El legado del 'El Bueno, El Malo, y El Feo' | Revista Level Up

Por Pablo Vargas | pvargas@revistalevelup.com

Cualquier día es bueno para celebrar el legado de Sergio Leone y Ennio Morricone, las mentes detrás de unas de las mejores películas en la historia del cine. Hablamos por supuesto de la obra maestra y punto final de la aclamada trilogía del dolar protagonizada por los legendarios Clint Eastwood, Lee Van Clee y Elli Wallach. El bueno, el malo y el feo. Una historia que marcaría un antes y un después en la forma de retratar el viejo y salvaje oeste y a la cuál hoy en Revista Level Up rendimos homenaje a la película estrenada en 1966.

Hay dos tipos de personas...


Bueno, en realidad, tres tipos de personas. En el 'El bueno, el malo y el feo' -como se conoce a The Good, The Bad and the Ugly en latinoamerica-, Sergio Leone cambia la tónica que reinaba en el momento para presentar una historia en la que 'El bueno' (Clint Eastwood) en el papel del Hombre sin nombre, apodado «Rubio» (Blondie); 'El malo' (Lee Van Cleef), alias «Ojos de ángel»; y el feo (Eli Wallach), alias «Tuco» y cuyo nombre completo es Tuco Benedicto Pacífico Juan María Ramírez, son, respectivamente, un cazarrecompensas, un asesino a sueldo -que luego deviene en sargento del Norte sin escrúpulos-, y un ladrón durante la Guerra de Secesión Norteamericana.


Después de una serie de situaciones que nos presentan a los personajes, el Feo lleva al Bueno a morir al desierto por venganza, y así se cruzan con una diligencia del Ejército del Sur en la cual un soldado moribundo da a conocer la localización de un tesoro en monedas de oro (200.000 dólares enterrados en una tumba) a cambio de agua; resultando en que el hombre muere sin que ninguno de los dos tenga la información completa: al Feo le dijo el nombre del cementerio, «Sad Hill» (‘loma triste’), y al Bueno le dijo el de la tumba donde estaba enterrado el tesoro.


Así, cada uno con la mitad del secreto, vuelven a asociarse y emprenden un vieja rumbo al cementerio por la esperanza del oro. En el camino sucederán varias complicaciones, incluido un encuentro con el Malo, del que logran escapar, y finalmente un duelo en triángulo en el círculo central empedrado del cementerio -sin precedentes hasta entonces en la historia del género- y que culmina entre el frenesí y la delirante música de Ennio Morricone con el tema llamado «El trío», una escena a la que Quentin Tarantino categoriza como «la película mejor dirigida de todos los tiempos».


Y no. Tarantino no miente. Tanto la crítica especializada, como los fans del género, han reconocido a la película como una de las mejores de la historia. A la fecha, la película posee un 97% de comentarios "frescos" en el sitio web Rotten Tomatoes, basado en un total de 66 críticas, mientras que los reconocidos críticos Richard Corliss y Richard Schickel de la revista Time la incluyeron dentro de las 100 mejores películas de todos los tiempos. Y no es para menos. En el 2008, la revista Empire llevó a cabo una encuesta entre lectores y críticos de cine para seleccionar las 500 mejores películas de todos los tiempos, e Il buono, il brutto, il cattivo fue ubicada en el puesto 25, encontrandose actualmente en el noveno puesto de las películas mejor votadas por los usuarios de Internet Movie Database.

El legado de la trilogía del dolar


Cincuenta y dos años después del estreno del final de la trilogía del dolar -también conocida como Trilogía del hombre sin nombre-, la serie de tres películas (Por un puñado de dolares más, La muerte tenía un precio y El bueno, El malo y el feo) sin relación entre sí dirigidas por el director italiano Sergio Leone, que se grabó su nombre en el spaghetti western, un subgénero de películas producidas en los años 60 y 70 inspirado en las imágenes de vaqueros e indios de Hollywood que se caracteriza por una estética sucia a la vez que estilizada, y por unos personajes aparentemente carentes de moral, rudos y duros.


Con música del compositor Ennio Morricone y que giran alrededor del personaje interpretado por Clint Eastwood, algunas veces conocido como Blondie (Rubio), o Manco, pero, en general, carente de nombre; dibujando el prototipo de hombre sin nombre: el mismo poncho, la misma ropa, el mismo sombrero, el mismo semblante; pero ante todo, desarrolladas con la misma pasión por los detalles que marcarían una era: diálogos breves, además de escenas particularmente largas y musicadas que terminan en un emocionante clímax, tal cual queda retratado en la celebra escena de 'El duelo' en 'El bueno, el malo y el feo'.

«Quise interpretarlo con pocas palabras y crear toda esta sensación a través de la actitud y el movimiento. Era el tipo de personaje que llevaba imaginando desde hacía tiempo, rodeado de misterio y que alude a lo que había sucedido en el pasado. Surgió después de pasar por la frustración de haber hecho Rawhide durante tantos años. Sentía que cuanto menos decía, más fuerte se hacía y más crecía en la imaginación de los espectadores», había señalado Clint Eastwood en su momento, entorno a un personaje que representaba la total falta de nobleza y de "valores americanos" de estos personajes contrasta con la visión que los propios estadounidenses tienen de la conquista del oeste.

Por ello al inicio la crítica fue despectiva hacia el género. La rotura y choque con el anterior modelo de "héroes americanos del oeste" fue para el público estadounidense, que la cadena ABC tuvo que producir un prólogo de 4 minutos y medio (en el que no aparece Eastwood, sino un doble) para su emisión en televisión, con la intención de dar una justificación moral al personaje. Sin embargo, la concepción de este anti-héroe marcaría un legado imborrable en la industria cinematográfica.

«Las largas tomas y los electrizantes acercamientos, la música impresionante de Ennio Morricone, el distintivo uso de la violencia, los personajes absolutamente odiables y de moralidades grises, los estilísticos duelos con armas, hacen de esta película un clásico absoluto», reconoció el crítico de cine Luciano Sivorio sobre el éxito mundial de The Good, the Bad and the Ugly, que inspiró directamente a muchos otros cineastas como Martin Scorsese, Robert Zemeckis, Sam Raimi y Robert Rodriguez y convirtió en una estrella internacional de Clint Eastwood, labrando una carrera altamente reconocida que consagraría años más tarde como director, tras ponerse detrás de cámaras para regresar al género que le hizo famoso y firmar la obra maestra que es Unforgiven, con la cuál Eastwood obtendría su primer Oscar, como director en 1992.


Curiosidades de la película


Para cerrar, les compartimos algunas curiosidades del film. Desde una diversidad de lenguas hasta problemas con enfundar las pistolas:

- En los primeros 10 minutos y medio de la película no hay diálogos.
- En el trailer original de la película, Tuco era el malo. Esto fue debido a que el título normal era "El bueno, el feo y el malo" sin embargo en Inglaterra se tradujo como "El bueno, el malo y el feo".
- La razón por la que Tuco nunca lleva pistolera o nunca la usa es porque Eli Wallach le dijo a Sergio Leone que tenía problemas para enfundar la pistola sin mirar.
- En contra de lo que mucha gente piensa Wallach no fue escogido por el papel por su participación en "Los 7 magnifícos". Sino debido a su pequeño papel como bandido que tenía cierto parecido con Tuco en la película 'How the West was Won'.
- Orson Welles advirtió a Sergio Leone de que las películas sobre la Guerra Civil eran veneno para la taquilla; la película costo $1.200.000 y recaudó 15.000.000 de dólares.
- Clint Eastwood lleva el mismo poncho en la trilogía de "Man with no name". Era el único poncho que usó Eastwood en las tres películas y el cual casi no lavaba.
- Los únicos actores que son de habla inglesa en la película son Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef. El resto del elenco hablaban italiano o español.
- En el estreno inglés de la película fueron cortadas varias escenas, por lo tanto no se doblaron. Tiempo después cuando la reestrenaron con esas escena los actores Eli Wallach y Clint Eastwood doblaron sus partes. Pero tuvo que ser otro actor el que doblará las partes ineditás de Ojos de Ángel ya que Lee Van Cleef había muerto.
- El puente que Tuco y Rubio explotan era un puente real construido por el ejército español y tuvieron que construir el puente en tres ocasiones. La primera vez, la detonación resultó muy pobre y hubo que repetir. Los militares españoles tuvieron que volver a construir el puente en un tiempo récord. Lo consiguieron y, en agradecimiento, el staff de la película decidió conceder el honor de pulsar el botón de la detonación a uno de los oficiales españoles que estaba al mando de los soldados. El hombre se puso tan nervioso que se vino arriba e hizo explotar el puente cuando las cámaras aún no estaban rodando. Sergio Leone montó en cólera e incluso despidió a algunos de los técnicos. Para calmarlo, los militares españoles le prometieron que tendrían reconstruido el puente en menos tiempo incluso que antes, a cambio de que no despidiese a nadie. Leone aceptó y los soldados cumplieron.
- En la escena de la batalla de la Guerra Civil se utilizaron 1,500 hombres de la milicia española como extras y ellos fueron al mismo tiempo los encargados de la construcción del cementario final. El año pasado, la Asociación Sad Hill emprendió una iniciativa para reconstruir el cementerio con motivo del 50 aniversario.
- Clint Eastwood recuerda especialmente de esta película los horrorosos puros que le hacía fumar Sergio Leone para el personaje protagonista, "los odiaba" ha confesado muchas veces.
- El tema musical ícono de Ennio Morricone fue diseñado en lugares para imitar el sonido de los aullidos de los coyotes. La partitura que acompaña a la película es considerada como una de las mejores del cine. Creada por el maestro italiano Ennio Morricone, la composición fue incluida en el Grammy Hall of Fame en 2009.
- El famoso enfrentamiento entre los tres hombres, conocido como la escena del "trío", es considerado como uno de los mejores ejemplos de edición en la historia del cine. El impacto de este momento hiper-estilizado va al corazón de por qué The Good, The Bad and the Ugly resuena tan fuertemente medio siglo desde su lanzamiento inicial: no se trata de lo que sucede, sino de cómo se desarrolla.
- En la escena antes del duelo final, cuando Tuco está corriendo frenéticamente por el cementerio, un perro puede ser visto en pantalla al comienzo de la misma. En realidad esto fue improvisado; Leone, que estaba asustado porque la escena estaba yéndose a melodrama, soltó el perro sin informarle a Wallach -así, su mirada de sorpresa podría ser absolutamente genuina.
- Clint Estwood utilizó el mismo poncho en las tres películas de 'El hombre sin nombre' sin lavarlo siquiera una sola vez.

Sigue lo mejor de El bueno, el malo y el feo y todo el acontecer de la industria de videojuegos, la tecnología y la cultura geek en Revista Level Up a través de nuestras redes sociales en FacebookYouTube y Twitter
____________________________
(Especial) El legado del 'El Bueno, El Malo, y El Feo' | Revista Level Up Reviewed by Pablo Vargas on 9/27/2018 Rating: 5 Por Pablo Vargas | pvargas@revistalevelup.com Cualquier día es bueno para celebrar el legado de Sergio Leone y Ennio Morricone , las...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.