(Análisis) Año 3 de Rainbow Six Siege: el arte de respetar y amar a sus jugadores | Revista Level Up - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
lunes, marzo 19, 2018

(Análisis) Año 3 de Rainbow Six Siege: el arte de respetar y amar a sus jugadores | Revista Level Up

Por Pablo Vargas | pvargas@revistalevelup.com

Los juegos de multijugador online se dividen entre aquellos títulos que el usuario(a) abandona a las 4 semanas de haberlo adquirido y aquellos que permanecen agregando constante contenido de alta calidad que mantengan enganchados a sus jugadores(as) por meses e inclusos años. Tom Clancy's: Rainbow Six Siege pertenece para futuro de esta industria a la segunda -y cada vez más extinta-, categoría de títulos que han construido un mundo poderosamente emocionante y adictivo del cual, a tres años de su lanzamiento, es imposible desconectarse.


Y es que como si este inconmensurable esfuerzo de mantener actualizado un catálogo de contenido novedoso y constante, cuidar con mimo la fidelidad de más de 27 millones de jugadores(as) activos en todo el mundo, más el reto de renovarse asimismo para convertirse en uno de los First-Person-Shooters más interesantes de la presente generación fuese suficiente, es necesario echar el reloj atrás para recordar que Tom Clancy's: Rainbow Six Siege tuvo una recepción inicial muy por debajo de lo esperaba que auguraba lo peor para una de las franquicias estrellas de Ubisoft.


No obstante, la compañía francesa estaba tan segura del proyecto que tenía entre manos que decidió asumir el golpe y presentar la mejor cara de los usuarios, agasajando con contenido descargable gratuito, fines de semana de pruebas gratuitas en todas las plataformas, y mucho, pero realmente mucho, contenido de alta calidad que fue llegando en forma de temporadas ha convertido el que podría ser el mayor revés en la historia de la compañía en uno de los modelos más interesantes a seguir en la industria.


Porque seamos sinceros: lo que hizo Ubisoft con Rainbow Six Siege es de aplaudir. No sólo abandonaron los DLC de pagos, sino que cambiaron el modelo actual de micro-pagos -esos que daban superioridad al jugador que pasará más veces por caja-, que tanto daño le ha hecho a la industria fuese algo del pasado. Ubisoft logró entender eso y permitió que los micro-pagos para obtener nuevos agentes y accesorios pudiesen convivan de una forma justa con la moneda que recibimos al completar partidas, objetivos y retos, por lo que todo lo que ha ido llegando al juego se ha creado específicamente para mantener enganchada a la comunidad e impulsando algo que se visualizaba como lejano al momento de su lanzamiento: un título que persista durante 10 años.

Un título táctico, adictivo y en constante crecimiento


Sí. Lo sabemos. Tomando en consideración el mercado de entregas anuales, anunciar que un título permanecerá con nosotros a través de contenido gratuito por diez años es una verdadera locura. Pero no para Rainbow Six Siege. A pesar del éxito masivo que ha generado el título en los últimos tres años, Ubisoft tiene clara su meta: No habrá secuela de Rainbow Six Sige. La vía más común para aprovechar este tipo de éxitos no forma parte de los planes de la compañía francesa. El plan de Ubisoft es completamente distinto: mantener el juego vivo durante diez años con actualizaciones constantes hasta que se llegue a un total de 100 operadores.


La base sobre la que se ha fundamentado: un FPS que toma lo mejor del apartado gráfico de Battlefield 1, lo une a la jugabilidad adictiva de Counter Strike:GO -como la existencia de dos equipos donde unos atacan y otros defienden-, pero que crea su propia identidad a través del desarrollo de un shooter táctico que tiene un 50 % de habilidad: la AIM, toma de decisiones, destreza tanto en el teclado y ratón como con un mando; y otro 50 % de cerebro: qué tácticas vas a utilizar, qué objetivos vas a defender o atacar.


Ya sea abriendo paredes a base de mazazos, lanzando ojivas que despliegan granadas en el interior de una habitación, aprovechando pistolas de epinefrina para una segunda oportunidad o colgándonos boca abajo desde una ventana para aniquilar a un enemigo atravesando con nuestras balas una pared, la cantidad de oportunidades que ofrece el juego es abrumadora y, por ende, también una forma fantástica de mantenernos enganchados presentando partidas distintas cada vez, logrando que esa mezcla entre táctica y habilidad haga diferente y único a R6.


Con esa base de jugabilidad tan adictiva y emocionante, la compañía persigue seguir apoyando un juego ya bien establecido para que, como si de un ‘CS:GO’ o un ‘League of Legends’ se tratase, la base de jugadores siga creciendo y el modelo de micropagos sustente ese desarrollo continuo. En otras palabras, aprovechar los 27 millones de jugadores que ha conseguido el juego para girar de los lanzamientos periódicos al juego como servicio.

Año 3: la consolidación de un título de servicio y fidelización de sus jugadores


¿Su apuesta? Nuevo contenido y de mejor calidad. Un ejemplo claro de ello es la operación Outbreak con la que arranca este Año 3 de Rainbow Six. Esa es el nuevo modo Outbreak, una especie de ‘Left 4 Dead’ en la que sobrevivir a oleadas de infectados mientras completamos varios objetivos, otorga un cambio de óptica total que abre nuevas puertas al juego por tiempo limitado. La idea detrás de Outbreak es aprovechar las mecánicas de juego de clásico y las habilidades de los nuevos agentes para llevarlos a un entorno nuevo: enfrentarse a toda clase de monstruos y abominaciones surgidas desde la llegada de un peligroso parásito alienígena. Y eso nos dará la oportunidad de descubrir nuevas posibilidades de destrucción de escenarios... y enemigos.


Por delante tendremos tres mapas más grandes y más abiertos que los mapas JcJ, orientados al juego cooperativo; once operativos con los que abrirnos paso (incluidos los dos nuevos agentes de la operación Chimera) y dos niveles de dificultad con los que enfrentarnos a esta pandemia. Al estar diseñados para juego cooperativo, son más lineales y aportan una clara sensación de progreso. De todas formas, siguen teniendo ese componente de destrucción y esa forma de abordarlos a través de múltiples caminos que han dado nombre a Rainbow Six Siege.


Bastajes, Demoledores, Erizhas, Moles y Alfas. Cinco perfiles letales y una situación especialmente complicada que requerirá de nuevos agentes que estén más acostumbrados a este tipo de amenazas químicas y enemigos extraordinarios es parte de lo que ofrece este Año 3, en el que como parte del equipo de asalto compuesto por tres agentes Rainbow, nos adentraremos en la zona de cuarentena  en Nuevo México para identificar la fuente del brote, atender a los infectados, aunque con un matiz: el parásito ha alterado los cuerpos de los individuos infectados y les otorga habilidades sobrehumanas que nos pueden costar la vida.

El futuro: la conquista del deporte electrónico 


¿Se puede pedir más a un título lanzado hace 3 años? Sí: incursionar en los eSports. Y esto es algo que Rainbow Six Siege ha hecho con buen tino y acierto. La nueva edición del Six Invitational, una serie de torneos internacionales de deporte electrónico que se reparten por todo el mundo -sí, incluida nuestra región-, entorno a diferentes eventos de  Rainbow Six que dan a los equipos profesionales y a los amateurs la oportunidad de competir entre sí en emocionantes torneos LAN se ha convertido en una piedra angular de su éxito.



A través de sus Invitational, equipos de todo el mundo tiene  la oportunidad de probar sus habilidades frente a algunos de los mejores equipos de Rainbow Six del mundo, y de paso, hacerse con una bolsa total de premios que supera los 50.000 USD (por cada evento) en cada región. La ESL Pro League está ya en su tercera temporada en el segundo año de competición. Las finales de la anterior se jugaron en Colonia, Alemania, durante la Gamescom, con un premio total de 167.000 dólares. Actualmente hay siete regiones compitiendo. La gran final para este año será el próximo 18 y 19 de noviembre en Sao Paulo, Brasil.


Este ingreso a los eSports demostrado ser el mejor altavoz del juego al dotar al título de nuevos servidores, opción de Pick y Ban en la Pro-league, rebalanceo de mapas, competiciones LAN y una serie de mejoras mensuales que le permita a Rainbow Six Siege mantener viva la llama viva en la comunidad para intentar seguir los pasos de otras estrellas del panorama eSport, todo esto fundamentado en una estrategia enfocada en el servicio que sigue dando sus réditos y perfila a Rainbow Six Siege como un modelo a seguir: aquel que resurgió en la adversidad para ascender hasta una gloria que esperamos persista durante muchos años más.

Sigue lo mejor de la industria de los videojuegos y la cultura geek en Revista Level Up a través de nuestras redes sociales en FacebookYouTube y Twitter
____________________________
(Análisis) Año 3 de Rainbow Six Siege: el arte de respetar y amar a sus jugadores | Revista Level Up Reviewed by Pablo Vargas on 3/19/2018 Rating: 5 Por Pablo Vargas |  pvargas@revistalevelup.com .  Los juegos de multijugador online se dividen entre aquellos títulos que el usuario(...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.