[Análisis] L.A Noire para Nintendo Switch | Revista Level Up - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
martes, noviembre 28, 2017

[Análisis] L.A Noire para Nintendo Switch | Revista Level Up

Por Luis Rodríguez | lrodriguez@revistalevelup.com

L.A Noire fue uno de los mejores juegos en el 2011, cuando fuera lanzado para sus plataformas originales, la Xbox 360, el PS3 y PC. Publicado por Rockstar Games, el juego presenta una experiencia madura y en ocasiones muy oscura, ubicado en los años 40’s y que fuera desarrollada por Team Bondi. Los años han pasado, y su calidad ha repercutido en las nuevas plataformas, entre ellas por supuesto, la Nintendo Swith. ¿Pero que nos ofrece este título para competir contra exclusivos de Nintendo? Repasemos a continuación, los detalles más importantes de esta puerta al pasado y la oscuridad de las calles.



Historia 

Cole Phelps es un miembro del Departamento de Policía de Los Ángeles, al principio de la trama lo veremos como un mero patrullero, resolviendo casos menores, pero al mismo tiempo, llamando la atención de sus superiores por la forma en como manejó las situaciones.



Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, el mundo intenta recuperarse, dejar el horror atrás y reactivar la economía. La música, los centros nocturnos y el comercio enriquecen una ciudad pujante, en la cual se mueven muchos dineros de la industria del cine. Todo este medio ambiente es caldo de cultivo para que el crimen tome sus posiciones, si el dinero vendrá, también lo harán quienes quieran aprovechar las oportunidades.



Las primeras misiones servirán de forma ingeniosa como tutorial a las diferentes situaciones que el agente Phelps se enfrentará a futuro, desde persecuciones, peleas a puños o bala, así como quizás la parte más emocionante, el examinar las escenas de crímenes e investigaciones.



De ahí en adelante el trabajo del agente se irá complicando, no solo por las felonías encontradas, sino con la incorporación de otros intereses nefastos con los cuales Cole deberá lidiar. Muchos de los casos que veremos guardarán relación con crímenes sucedidos en la vida real, algunos todavía sin resolver, como los asesinatos de Jeanne French (Red Lipstick Murder), Elizabeth Short (Black Dahlia), Rosenda Mondragon, o la desaparición de Eugene White. Todos como crímenes sin resolver a la fecha.

Jugabilidad y Controles

L.A Noire es un vídeo juego que nos presenta diferentes escenarios de acción de nuestro personaje, y que conforme avancemos en la trama de la historia, las combinará cada vez de maneras más imaginativas. A continuación repasaremos los más destacados.

Desplazamiento o controles básicos

El control de movimiento sobre Cole Phelps es sencillo y tradicional con el stick izquierdo; así como de la cámara (stick derecho), aspecto que se vuelve importante a la hora de intentar de diseccionar una escena de crimen. Cole puede correr al incorporar la presión sobre el ZR durante un desplazamiento. La misma dinámica se repetiría al momento de conducir, con la excepción de que ZL nos servirá para echar a andar el auto marcha atrás, aquí tanto ZL como ZR nos servirá de freno dependiendo de la dirección que llevemos.




Para abordar los autos usaremos el botón X al estar junto a ellos, si lo que queremos es usar un desplazamiento rápido, debemos dejar oprimido el mismo botón, para hacer que nuestro compañero sea el conductor.



Es necesario mencionar, que para ser acordes con la figura policial que representa Cole Phelps, a la hora de conducir es necesario guardar un excelente comportamiento, los destrozos que ocasionemos contra otros autos o la ciudad, así como heridas a peatones, afectarán nuestra evaluación al final del caso.  

Tiroteos

En los 40’s, si eras un chico malo en Los Angeles, tu destino probablemente sería la prisión de San Quentin y su cámara de gas, si la policía te atrapaba, motivo suficientemente fuerte como para que muchos prefirieran jugarse la vida contra la policía que arriesgarse a visitar el infierno de esa cárcel.



Así que Phelps y sus compañeros tendrán en una gran cantidad de ocasiones, tener que reducir por la fuerza a los delincuentes. Aquí será vital el uso del botón R para ponerse a resguardo en una cobertura que permita protegerse de los disparos enemigos. Una vez en esta posición, ZL nos hará sacar la cabeza y apuntar para con ZR reducir a los criminales. No obstante, la inteligencia artificial no es tan drástica como para darnos verdaderos problemas, y muchas veces funcionarán como patos en una galería. Pocas situaciones como habitaciones llenas de muchos enemigos o aquellos que guardan rehenes, nos obligarán a ser más creativos y a usar mejor nuestros reflejos.

Peleas a puños

Los malandrines de L.A Noire no siempre tienen los recursos como tener armas de fuego a su alcance con las cuales oponerse al largo brazo de la ley, así que cuando les toque huir a toda prisa del implacable agente Cole Phelps, su último recurso podrían ser sus puños.



Desgraciadamente para ellos, Cole tiene madera de medallista olímpico en boxeo. Para sacar a flote estas habilidades debemos mantener oprimido ZL para entrar en guardia, y luego usar el botón Y para esquivar y A para golpear. Dependiendo de las cualidades del rival de turno, el esquivo será importante, aunque los más débiles necesitarán solo unos cuantos puñetazos para someterse a su inevitable destino tras las rejas.

Interrogatorios

Desde las fases de recolección de pruebas hasta que hayamos hecho un arresto, los interrogatorios serán los momentos cruciales de cualquier caso, en donde una acusación mal hecha puede echar por tierra todo el trabajo, sin oportunidad posterior de solucionar el error. Así que, abra bien los ojos.



Los testigos nos darán información vital, aunque muchos puede tener algo que ocultar o no saben qué vieron. Los implicados podrían tener agendas más complejas, así como la habilidad de mentir. Uno de las mayores fortalezas del juego cuando fue lanzado, así como ahora, es la tecnología usada para incorporar rasgos faciales a los interrogados, dejando todo a nuestra intuición para detectar cuando algo no anda bien.



Durante la fase de recolección de pistas, cada uno de los elementos irán siendo anotados en una libreta que Cole lleva para cada caso, tanto elementos importantes de los implicados, como otros incriminatorios, relaciones, detalles de los sitios. A la hora de dirigir los interrogatorios, con el botón Menos (-) podremos abrir esta libreta y repasar estos datos. Mientras estamos en esto, podemos usar el Stick R, para echar un vistazo al interrogado y medir las reacciones del mismos mientras que se suponía no lo veíamos.



Los interrogatorios serán muy meticulosos, en forma constante se basaran en repasar los aspectos importantes de las pistas que encontramos. Cole hará una pregunta introductoria del tema y el o la interrogado replicará, este momento debe ser medido por nosotros y determinar si está siendo sincero o esconde algo.



Tendremos tres opciones, con las que podremos jugar al policía bueno o al malo, o directamente acusar al interrogado, mas para esta última tendremos que escoger entre la lista de pistas, una que haga caer en contradicción al ahora acusado. Desgraciadamente, al menos para esta versión estas opciones no nos dan mucho contexto sobre lo que Cole dirá a continuación, por lo que muchas veces la respuesta será un salto de fe.



Si la elección no es clara, podremos gastar un punto de intuición para eliminar una de las opciones incorrectas. Estos puntos los obtendremos resolviendo crímenes callejeros para subir experiencia, que la Central notifique por la radio policial. En fin, las posibilidades no suelen ir a nuestro favor, así que el azar nunca será un buen consejero, de acuerdo a la complejidad del caso, las decisiones deberán ser muy bien informadas, o de lo contrario, iremos acumulando preguntas incorrectas, e inclusive podríamos dejar un caso sin resolver en donde todos los acusados puedan librarse.



Dado que el juego nos permite avanzar incluso si nos equivocamos, si hacemos acusaciones que no se sostienen, o un implicado consigue engañarnos, las posibilidades están abiertas de volver a jugar el título varias veces, sobre todo para quién desee llegar hasta el fondo de la verdad en los casos más enconados. Así mismo, distribuidos por toda la ciudad podremos encontrar elementos de colección como diarios, novelas, discos dorados, autos especiales entre otros.

Apartado técnico

Esta nueva versión para la Nintendo Switch, corre a una resolución de 1080p en modo docked y 720p en modo portátil, con 30fps en ambos modos. No obstante, se encuentran caídas leves de esta medición de vez en vez, pero sin afectar la experiencia de juego. Todos los entornos están bien diseñados, en especial carteles en los edificios, semáforos, vegetación, entre otros, que hacen ver la ciudad viva y acorde a la década del juego.



El punto fuerte del juego entra por el sentido del oído, en donde una impresionante banda sonora, nos recuerda las glorias del jazz y el bebob de esa época, llenos de nostalgia y la sensibilidad humana que describimos al inicio, consecuencia de la recuperación tras la Segunda Guerra Mundial.



En cuanto al uso de los Joy Con, el mismo es moderado, dado que aunque sí utiliza la HD Rumble para indicar la proximidad a elementos de interés, no es algo que otros controles no pudieran hacer. Así mismo, el control de movimiento se limita a un apuntamiento dentro de la libreta de Cole. 



Durante el modo portátil, un pequeño sub mapa se habilita en la pantalla, permitiendo tocarlo para hacer un acceso más rápido al mapa de la ciudad. Dentro de varios de los casos, en sus fases de recolección de pistas, encontraremos algunos puzzels que pueden hacer uso de la pantalla táctil para ser manipulados.



En lo enteramente gráfico, la mayor virtud de L.A Noire, sigue siendo aquel que lo destacó en su primer lanzamiento, el comportamiento facial de los implicados. No solo es un acierto técnico del 2011, sino que dentro del gaming del 2017 sigue siendo atractivo, además de un reto, no es solo un gimmick, es un aspecto al que como mencioné anteriormente, debemos no es algo que debamos dejar a la ligera. Con esta tecnología, será interesante la aparición de algunos cameos de actores, como el mismo Aaron Staton que presta su rasgos para dar vida al mismo Cole Phelps; entre otros como Vincent Kartheiser, Greg Grunberg, Iyari Limon, Elisabeth Moss, etc, la mayoría teniendo participación en series como Mad Men, Buffy the Vampire Slayer, Angel, ER o Bones.

Conclusiones

L.A Noire fue un excelente título en sus plataformas originales, y ha recibido un port acorde a esa calidad para llegar a la Switch. A pesar de ofrecer una experiencia débil en el uso de los Joy Con, en el resto de apartados sale bien librado con un uso efectivo de los recursos, tiempos cortos de carga y un frame rate que mantiene un buen ritmo a pesar de algunas caídas.



La música y una historia oscura, contrastan con el  colorido superficial y la aparente felicidad, para dejar en claro a cada paso, que tras revolver la superficie, Cole Phelps esta sentenciado a bajar hasta la guarida de muchos monstruos. Como un todo, L.A Noire logra con todos sus elementos, crear un medio ambiente muy humano, y es la cruzada de un detective en pos de erradicar desde su esquina a un gran mal del mundo.



Todo lo anterior lo hacen una experiencia interesante para el jugador de Nintendo Switch, que a pesar del gran éxito que están teniendo sus exclusivos y varios otros third parties, se ofrece este como un título diferente, que vendría a complementar una colección que a como pasan los meses, sigue nutriéndose en su variedad. Esto no viene con simplicidad, el éxito de títulos como L.A Noire, debería alentar a más third parties a invertir en la Switch, lo que será al final, un beneficio para los usuarios.

_____________________________


[Análisis] L.A Noire para Nintendo Switch | Revista Level Up Reviewed by Esteban on 11/28/2017 Rating: 5 Por Luis Rodríguez | lrodriguez@revistalevelup.com L.A Noire fue uno de los mejores juegos en el 2011 , cuando fuera lanzado para sus...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.