[Videojuegos] Breath of the Wild - diario de un viajero, parte 7 - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
miércoles, abril 12, 2017

[Videojuegos] Breath of the Wild - diario de un viajero, parte 7

Por Luis Rodríguez

En Breath of the Wild, hay que prestar mucha atención a los ranchos, que fuera de un lugar para pasar la noche y refugiarse de la lluvia, o bien guardar nuestros caballos, también ofrecen una fuente muy importante de información. Y fue en el rancho de El Bosque, que un anciano le habló a Link de un bosque, dentro del cual cuando era joven, se perdió al entrar a cazar, y que era un lugar tan espeluznante, que solo pudo salir al perderse y ser absorbido por una niebla que lo regresó a la entrada. Eso me resultó muy conocido.




En el horizonte se podía observar un bosque masivo, muy diferente a los pequeños grupos de árboles que están distribuidos en diferentes puntos del juego. Esta masa no dejaba ver otros puntos de entrada más que la principal, para convertirse en una fortaleza inexpugnable, ¿qué estarían guardando en su interior? Debe ser eso.




El Bosque Perdido, es un lugar tenebroso, todo en él parece salido de un cuento de los hermanos Grimm, en donde los cuervos abundan y los árboles tiene rostros amenazantes. Superar el Bosque Perdido, se volverá en un ejercicio de prueba y error, en donde si equivocamos la ruta la niebla nos tragará para llevarlos al inicio. Aquí tendremos que aplicar la misma técnica que en Ocarina of Time o Twilight Princess, y estar atentos a un pequeño rumor de música, para seguir esa dirección.




Una vez que lleguemos a un pequeño cañón de roca, habremos superado el laberinto, y delante de nosotros estará el Bosque Kolog, lugar en donde esos pequeño demonios que se esconden de Link de formas tan imaginativas.




Al seguir avanzando, y acercarnos al corazón del lugar, ahí estaba, uno de los principales objetivos del juego: la espada que doblega la oscuridad, la Espada Maestra.




El primer intento por sacarla de su pedestal dispara una serie de recuerdos muy fragmentados, y además, una razonable derrota en mis deseos porque Link blandiera de nuevo la mítica espada labrada por la diosa.






Es aquí cuando las cosas se ponen serias, dado que el Árbol Deku interviene para decir al héroe hyliano, que la espada someterá a una prueba a cualquiera que la trate de blandir así que Link deberá superar tres pruebas para poder ser merecedor de la misma otra vez.





Las pruebas consisten en llegar a tres templos escondidos en el Bosque Perdido, y pondrán bajo la lupa nuestra habilidad de sigilo, de uso de la Tabla Sheikah y sobre vivencia en combate. Una vez finalizadas las pruebas, y aumentado la cuenta de corazones, Link estará preparado para intentar, quizás, sacar la espada de la piedra.




Y con el nuevo intento, unos segundos de drama finalizan con el héroe empuñando de nuevo el arma sagrada, así como un nuevo juego de recuerdos, más no propios, que le mostrarán a Link la forma en como la espada llegó a ese paraje de paz.




Más el Gran Arbol Deku lo advierte, la mera empuñadura de la Espada Maestra no es suficiente para derrotar a Ganon. Ahora la pinza está por cerrarse, y el ataque final al Castillo de Hyrule está cada vez más cerca, el reencuentro -o no- con la Princesa Zelda.




***




Luis Rodríguez - Ingeniero informático y escritor. Fiel defensor de Megaman y Metroid. Apasionado de los vídeo juegos de la Gran N. Escribe regularmente en nuestra sección de Nintendo CR.
[Videojuegos] Breath of the Wild - diario de un viajero, parte 7 Reviewed by Esteban on 4/12/2017 Rating: 5 Por Luis Rodríguez En Breath of the Wild , hay que prestar mucha atención a los ranchos, que fuera de un lugar para pasar la noche y...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.