[Análisis] No Man's Sky: el sueño de los aventureros espaciales (PS4) - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
viernes, agosto 12, 2016

[Análisis] No Man's Sky: el sueño de los aventureros espaciales (PS4)

Por Pablo Vargas. 

He visto cosas que los humanos ni se imaginan: naves de ataque incendiándose más allá del hombro de Orión. He visto rayos C centellando en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas... en la lluvia. Es hora... de morir - Roy Batty, Blade Runner. 

Cada segundo, minuto, hora y días invertidos en No Man's Sky no me han hecho más que pensar en la mítica frase que Roy Batty le dice a Deccard en la recta final de Blade Runner. Porque si algo puede resumir a la perfección la grata experiencia que nos ha regalado la bestial creación de Hello Games es sin duda el monólogo de Tears in the Rain. Su premisa de un universo que se expande constantemente ante nuestros ojos gracias a su tecnología procedural fue algo que capturó nuestra atención desde su primera presentación allá en el lejano E32013. A pocas horas de su lanzamiento, en Revista Level Up nos sumergimos en el universo de No Man's Sky para conocer si la obra debut de Hello Games ha cumplido la totalidad de las expectativas o fallado completamente en todo lo prometido. Este es nuestro análisis -sin spoilers-, de uno de los títulos más esperados del año.

I've seen things you people wouldn't believe...


Una de las principales promesas que Hello Games -un estudio británico compuesto tan solo por 14 personas-, ha repetido desde el anuncio de No Man's Sky es la posibilidad de sumergirnos en un universo completamente salvaje y desconocido que nunca nadie antes ha recorrido, esto gracias al algoritmo procedural con que han creado el juego, que permite al estudio crear de forma aleatoria planetas enteros que no serán nunca iguales. Todo lo que hay en el juego (desde imponentes cordilleras y océanos enteros, hasta la flora y la fauna que nos rodea) está formado a partir de ese algoritmo, lo que significa que estos elementos se crean infinitamente al momento de visitarlos, por lo que cada jugador empieza en un punto único de su universo diseñado de forma aleatoria para nosotros. No se trata de una maqueta predeterminada que "x" cantidad de elementos, sino de nuestro universo. Al iniciar nuestra travesía espacial, nadie, absolutamente nadie, habrá pisado ese planeta con anterioridad. Ningún otro jugador ha visto antes la combinación de fauna, flora, clima y características como las que tenemos frente a nosotros. Y esto es algo que de primera entrada enamora.

Explorar, identificar, luchar y sobrevivir son la fuerza que mueve nuestras acciones en No Man's Sky

Esa sensación de ser quienes estamos viendo por primera vez a esa extraña flora y fauna antes que cualquier otro ser humano, es el mito de Adán hecho realidad: un universo infinito y salvaje que espera a ser descubierto y conquistado. Es la fuerza motora que ha impulsado al hombre desde sus primeros pasos a recorrer el camino que lleva hasta la última frontera de la humanidad. Esa increíble experiencia de descubrir un mundo completamente nuevo y bautizar cuanta criatura y planeta encontramos, es lo que nos ha enganchado de primera entrada con No Man's Sky. Para quienes soñaron de niños con explorar el espacio exterior, descubrir nuevas especies y razas inter-galácticas, No Man's Sky es la consagración de un sueño estelar. Desde que ponemos un pie fuera de nuestra nave, estamos completamente solos en el universo y que debemos valernos por nosotros mismos para sobrevivir. La necesidad de recursos esta latente desde el primer minuto del juego. No hay guías ni tutoriales. Por nuestra propia cuenta el título nos invita a descubrir que tenemos que hacer. No hay marcas o señalizaciones de ir a del punto A al punto B para dar el siguiente paso en nuestra aventura. Solo un simple punto de partida motivacional: estamos varados en medio de la nada y debemos reparar nuestra nave. Lo demás, viene por cuenta propia.


Recolección de materiales, identificación de nuevas especies, encontrarnos con antiguas estructuras, descifrar señales antiguas para aprender un nuevo lenguaje, recuperar capsulas estrelladas, aventurarnos en una cueva, ser asesinado por una bestia salvaje, tratar de sobrevivir bajo una lluvia radioactiva, destruir con nuestra multi-herramienta un monolito de piedra para recuperar energías durante el día o protegernos de las bajas temperaturas durante la noche, usar minerales para crear nuevos objetos, alimentar a los animales o convertirnos en su alimento, recuperar extrañas reliquias y comerciar con razas no hostiles o simplemente recorrer hasta la última esquina del planeta. La variedad de opciones asombra y motiva. A como podemos tardarnos días completos descubriendo nuestro primer planeta, podemos rápidamente irnos de ahí, viajar a la velocidad de la luz y enfrascarnos en una guerra inter-galáctica entre dos facciones, tomando partido y sacando provecho de las circunstancias para nuestro propio beneficio.

Aprender nuevos idiomas será una baza fundamental en nuestro camino para establecer líneas comerciales con otras razas

Exploradores, biólogos interestelares, comerciantes, ecologistas, recolectores, mercenarios, pioneros, conquistadores, pacifistas o bandidos. En No Man's Sky somos lo que queramos ser, como queramos serlo. No hay límites y ni restricciones. Sólo la densidad del espacio y nuestra persistencia para descubrirlo, para eliminar de la ecuación el factor incertidumbre y encontrar la respuesta a la pregunta antagónica que ha motivado cada una de las acciones que nos inspira como raza. El deseo incontenible de querer saber más, descubrir lo que hay más allá de nuestros ojos, conquistar la infinidad del universo. Una esencia natural que rige a la humanidad y que Hello Games ha logrado capturar y utilizar a su favor para motivarnos a explorar, fabricar, recolectar y comerciar con cada raza que nos encontremos en nuestro viaje al centro del universo, aunque no siempre todo saldrá como esperamos. 

Attack ships on fire off the shoulder of Orion...


A pesar de que No Man's Sky no se encuentra en la categoría de FPS tradicional al centrar una de sus principales bazas en la libertad de exploración -algo que podría desilusionar un poco a los jugadores que esperan un shooter espacial duro y puro-, el título abraza las fases de combate directo con gran acierto. Desde los primeros compases en un planeta recién descubierto en el que podemos ser atacados por bestias carroñeras, centinelas o robots guardianes que responden de manera hostil al llegar a un nuevo planeta, hasta escuadrones de bandidos, renegados y mercenarios que buscan hacerse con nuestros recursos, provocando que sea necesario huir o enfrentarnos directamente a ellos y volviéndose cada vez más interesantes conforme avanzamos en el universo, al establecer relaciones comerciales con diferentes razas que nos permitirán intercambiar tecnologías y mejorar sustancialmente nuestras armas y equipos base, o convertir nuestra nave de exploración en una máquina de combate inter-galáctica.

Enfrascarnos en frenéticas batallas espaciales estará siempre a nuestra disposición en cualquier momento
Misma situación se repetirá al asumir trabajos o relaciones con grandes facciones comerciales, mercenarias o militares, en el que formaremos parte de sus filas y tendremos a disposición misiones con dificultades más complejas como servir de escolta a naves de cargo que viajan de un planeta a otro, en rutas comerciales apetecidas por mercenarios y bandidos, o que terminan siendo saboteadas por las facciones rivales y que nos pondrán en medio de encarnizadas batallas navales que serán un verdadero deleite visual y jugable a bordo de nuestras naves espaciales, sin existir la posibilidad no confirmada -tampoco descartada de momento-, de enfrentarnos directamente a otros jugadores que se encuentren enlistados en facciones contrarias, pero de momento no hemos encontrado ningún usuario en esas condiciones durante las fases de combate, limitándonos a enfrentamientos directos contra NPC's que buscarán hacer nuestra vida de cuadritos.


Algo a destacar en este apartado es la inteligencia artificial de los rivales y la versatilidad de las estrategias que estos utilizan para darnos cacería, al disipar el temor existente de entrar en una serie de combate rutinarios que nos limitarán a jugar al "gato y el ratón", siendo la práctica mucho más intensa y emocionante, brindando una experiencia más cercana a los combates de grandes clásicos del sci-fi que a un monótomo y mecanizado sistema de batallas espaciales que nos mantendrán pegados a la pantalla rezando todo lo que sepamos, mientras el título nos deleita con una exquisita paleta de colores y hermosos acabados gráficos que no se sienten pesados, sino que al contrario funcionan de perfecto acompañamiento al frenético ritmo del juego.


I watched c-beams glitter in the dark near the Tannhäuser Gate


Otro de los temores que No Man's Sky había despertado previo a su lanzamiento era si realmente iban a poder cumplir la promesa de presentarnos un juego de mundo abierto que pudiese disfrutarse sin tiempos de carga entre planetas y acciones realizadas. Dentro del marco y contexto del juego, resultaba casi imposible de creer los chicos de Hello Games pudiese generar algo de tanto calibre, pero al final han terminado cumpliendo su palabra. No Man's Sky contra todos los pronósticos -ante la inmensidad de su universo-, es un juego que funciona perfectamente sin caídas de frame-rate ni tiempos de carga entre desplazamientos.

La distancia se ve reflejada en tiempo real, sin la propulsión a velocidad de la luz, tardaremos siempre lo estimado

Una vez entramos o salimos de nuestra nave espacial, todas las animaciones y acciones que realicemos ocurren en tiempo real -incluido el manejo del inventario-, sin generar ningún tipo de retraso o tiempo de carga. Simplemente subimos a nuestra nave, definimos la dirección, iniciamos propulsores y podremos recorrer con total libertad la galaxia sin tener una sola pantalla de carga y teniendo total control de las acciones, permitiendo variar la velocidad e incluso poder cambiar nuestro rumbo entre planetas y estaciones especiales sin un segundo de espera. Todo, absolutamente todo en tiempo real, siendo únicamente necesaria la estabilidad al utilizar la velocidad de la luz, algo comprensible al generar un efecto de viaje rápido entre constelaciones, cuyo objetivo es acortar tiempos de traslado.


Esto se complementa con un apartado gráfico alucinante, que si bien es cierto se mantiene lejos del foto-realismo de títulos como Uncharted 4 o Quantum Break, cumple a cabalidad las expectativas que se había posado sobre el juego, al mantener sin modificaciones la paleta de colores y diseño que había capturado la atención de los jugadores, brindándonos un mundo que luce espectacular y corre de manera estable en 1080p, manteniéndose a la altura de lo que habíamos preconcebido sobre el título. Todo esto condimentado con un brillante apartado musical en manos de 65daysofstatic que al igual que el juego, su banda sonora funciona también de forma procedimental lo que hace que el juego no solo cree universos únicos, sino también logrando que el audio se comporte igual que el resto del juego basándose en algoritmos para definir la BSO de forma aleatoria y ajustadas a las condiciones del momento.

All those moments... will be lost in time? 



Cuando el estudio británico prometió la posibilidad de explorar y descubrir una cantidad astronómica de planetas permitiendole al jugador renombrar y/o cazar animales dóciles o salvajes, recolectar recursos, visitar planetas y constelaciones enteras, al mismo tiempo que encontraremos rastros de antiguas civilizaciones mientras vamos descubriendo nuevas razas y libramos épicas batallas en nuestro camino al centro de la galaxia, tengo que reconocer que me fue imposible arquear una ceja y no pensar que alguien estaba tratando de tomarnos el pelo. No obstante, tras disfrutar cada segundo invertido en el título, no puedo estar más feliz de haberme equivocado y ver como todos los miedos previo a su lanzamiento se han visto disipados conforme avanzamos en el juego. No Man's Sky es justo lo que prometieron. Ni más. Ni menos.


Quienes acostumbren a preferir títulos en los que todo sea dado y dirigido, perderán la paciencia en No Man's Sky al cabo de una horas, ya que es increíblemente fácil perder el norte en lo vasto del universo que Hello Games, al no contar con un claro hilo conductor que amarre nuestra línea argumental, sino que su historia se va formando y descubriendo en el entorno que nos rodea termine siendo una piedra en el zapato, especialmente para aquellos que el ciclo de descubrimiento infinito y libertad de exploración existente en títulos como Dark Souls o Journey los haga sentir avasallados ante el sentimiento de inmensidad que caracteriza al juego. Esto sumado a que de momento es casi imposible encontrarse con otros jugadores en el mismo universo, es algo que puede echar a muchos para atrás en su compra al esperar un multijugador de interacción directo. No obstante, cada uno de estos "defectos" es algo que siempre se ha tenido claro desde que el título fue anunciado y no afectan el desarrollo de una producción que se asume como un todo, y que no tendrá nunca un final. Porque si bien es cierto, habrá un cierre de la historia principal, su evolución no tendrá jamás un cierre. Y eso es precisamente lo que más nos ha gustado del juego.


Sin importar los años pasen, la creación de Hello Games será un título que perduré en mi PS4 hasta el final de los tiempos, regresando ocasionalmente a él entre títulos de lanzamientos para volverme a enganchar con la búsqueda infinita de los secretos que aguardan en su universo. Porque más allá de las 60 o 100 horas que deben invertirse para llegar al centro de la galaxia, No Man's Sky es un juego que no vale la pena terminar rápido, y que como el vino debe disfrutarse despacio. Correr a terminarlo de golpe sería la peor afrenta que como apasionado del género podría hacerle a este magnífico título, uno que lamentablemente no será del agrado de los jugadores apegados a juegos más tradicionales en lo que todo está dado y escrito, pero que sí será una grata experiencia para todos aquellos que quieran disfrutar una gran obra hecha con calidad y con mimo, en el que se nota la pasión por cada uno de los detalles, y que cuyo brillante trabajo a convertido a No Man's Sky en un título de revisión obligatoria de todo fan del sci-fi y la aventura espacial que tenga en su poder una PlayStation4.

Lo bueno

+ Exploradores, biólogos interestelares, comerciantes, ecologistas, recolectores, mercenarios, pioneros, conquistadores, pacifistas o bandidos. Somos lo que queramos ser, como queramos serlo, cuando queramos serlo. Libertad absoluta para recorrer el universo a nuestro ritmo. 
+ Un apartado gráfico y una banda sonora de antología para una verdadera aventura espacial que rinde homenaje a todos los referentes del género. 
+ Más que un videojuego, una experiencia para disfrutar a nuestra manera. 
No Man's Sky es el sueño hecho realidad de todos los fans del sci-fi y la aventura espacial. 
+ Recomendado para todos aquellos que hayan anhelado traspasar la última frontera de la humanidad.

Lo malo

- Más de 18 trillones de planetas por explorar y tan solo 585 mil millones de años para recorrerlos.
- Es un juego de nicho que podría resentir un poco los que no acostumbren a disfrutar del proceso de exploración sin orientaciones.

***
Pablo Vargas - Escritor. Ingeniero industrial. Director y fundador de la revista digital Level Up. Autor de la novela “El Hombre de la Rosa Negra” (ULACIT, 2009), el microrrelato “Un café para celebrar” (Editorial Costa Rica 2012) y el blog "Rincón de un escritor". Actualmente se encuentra trabajando en su nueva producción "Nueve minutos para la media noche" y escribe regularmente en los blogs de la casa de 89decibeles y la Revista IT Now.
[Análisis] No Man's Sky: el sueño de los aventureros espaciales (PS4) Reviewed by Pablo Vargas on 8/12/2016 Rating: 5 Por Pablo Vargas.  He visto cosas que los humanos ni se imaginan: naves de ataque incendiándose más allá del hombro de Orión. He...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.