[Especial] Back to the Future: la saga que marcó la historia... - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
miércoles, octubre 21, 2015

[Especial] Back to the Future: la saga que marcó la historia...

Por Carlos Alvarado y Pablo Vargas.

1985. Es el año de debut de Wrestlemania, el hit de We are the world en la radio y la llegada del primer Super Mario Bros en la primera consola de Nintendo, sin embargo, muchos lo recordamos con el año en que los directores Bob Gale ('Used Cars', 'I wanna hold your hand') y Robert Zemeckis ('Forest Gump', 'Who framed Roger Rabbit') lanzaron un relámpago que marcaría para siempre la historia del cine: Volver al Futuro (Back to the Future).


El brillante guión rechazado por los grandes estudios de la industria en los cuatro años antes de su estreno, terminaría siendo recibida por un genio -Steven Spielberg-, que vería el potencial de la mágica historia narrada por Gale y Zemeckis, transformando toda una generación y convirtiendo el viaje de un joven en el tiempo en uno de los grandes referentes de la ciencia ficción. Hoy, 21 de octubre del año 2015, Marty McFly, interpretado magistralmente por Michael J. Fox, llega al futuro -nuestro futuro-, para no irse jamás, al regalarnos una asombrosa mezcla entre el cine de ciencia-ficción, la comedia, el romance y la aventura.


Por ello, en la fecha que Marty viajó al futuro, rendimos homenaje en Revista Level Up a la trilogía que ha sido el motor de escritores, cineastas y espectadores a regresar una y otra vez en el tiempo para recordar los grandes momentos que la saga inspiro en ese primer acercamiento, y que aún hoy, 30 años después, sigue siendo una de las franquicias más adoradas de la pantalla grande y chica. Así que suban el volumen a Huey Lewis and the News y acompáñenme al pasado, recordando escenas, curiosidades y detalles que solo existen en las aventuras de Marty y Doc… les prometemos que regresamos a tiempo para la cena.

Volver al Futuro - Primera Parte (1985)


Dirigida y escrita por Robert Zemeckis y su compañero Bob Gale, Volver al futuro llega a los cines en 1985, hace ya treinta años, con un equipo espectacular de genios en el arte que incluye a Spielberg, Marshall, Kennedy, Lloyd y Fox. La película, que no pasa de una hora y media, nos lanza en un viaje a través del tiempo, contando una historia llena de humor, drama y ciencia ficción que brillaría en su máximo esplendor para dejar una huella imborrable en las generaciones que la disfrutaron por primera vez y que aún hoy nos sigue enganchando cada vez que es retransmitida en televisión.


La historia, que fuese rechazada en cuatro de los grandes estudios de la época, nos sitúa en el año 1985, cuando un joven llamado Marty McFly se ve involucrado en un repentino viaje al pasado, en una máquina del tiempo creada por su amigo el Doc Emmet Brown (Christopher Lloyd). Marty conoce a sus padres en el momento en que ellos se deberían haber enamorado, y por cuestiones de la vida Marty interfiere con este evento, evitando que sus padres se unan. Marty debe entonces arreglar este error, con la ayuda de un Doc Brown más joven, o sufrir las consecuencias: ser borrado de la existencia.


Bob Gale -uno de los escritores  del concepto original de la historia-, cuenta en sus memorias que la idea le vino a la cabeza tras una visita que realizó a la casa de sus padres al encontrar el anuario de su padre y ver que fue presidente de su clase, Bob se pregunta: "¿Me hubiese llevado bien con mi papá de habernos conocido?". Dicha premisa, por simple que suene en el papel, se convertiría en una verdadera oda al arte de contar buenas historias, entrelazando de forma magistral los tiempos los hilos narrativos de como Marty conoce a sus padres.


Plagado de guiños de principio a fin que van desde las referencias a Star Wars como inspiración para los libros que escribían George McFly, hasta ínfimos detalles como el panfleto que recibe Marty al iniciar la película y sería clave para otorgar los 1.5 gigawatts que necesita el DeLorean para regresar al futuro, la trama se mueve con suavidad y elegancia en su marco narrativo, manteniendo siempre al espectador al borde del asiento, en ese cóctel de emociones a las que película nos somete de principio a fin, convirtiéndose en un clásico del cine moderno, que a 30 años de su primera exhibición, se mantiene inexpugnable ante el paso del tiempo.

Un casting de lujo con pequeñas curiosidades


Antes de Michael J. Fox, el actor Erick Stoltz (Mask, Pulp Fiction) dio vida a Marty McFly, llegando incluso a grabar cuatro semanas. Fox fue siempre la primera opción para Marty, pero su trabajo como uno de los principales de Family Ties le hacía imposible aceptar el trato. A Zemeckis y Gale les parecía magnifica la actuación de Stoltz, pero sentían que solamente estaba actuando un papel más dramático sin agregarle el humor y las habilidades (como andar en patineta) que Michael J. Fox sí podría agregarle al personaje.


Cuando todo estaba algo más balanceado en el set de Family Ties, Fox tuvo la oportunidad de ir de la mano de los dos proyectos, y así nace el personaje que tanto amamos. De igual manera Zemeckis y Gale siempre referenciaron a Stoltz como un excelente actor, pero fue una decisión de director e historia para mejorar la impresión. Una que sin duda, hoy más de uno agradece.


Caso similar ocurrió con Claudia Wells, la actriz que interpreta a Jennifer en la primera entrega, no continúa su papel en lo que resta de la trilogía, esto por una enfermedad que le diagnosticaron a su madre. Elisabeth Shue toma el papel de Jennifer y graba una vez más la épica escena final de la primera, imitando la actuación de Wells en cada paso hasta darle vida a su propia Jennifer Parker.


Situación que se repetiría en Crispin Glover, el papá de Marty, siendo remplazado por Jeffrey Weisman quien siempre salía de espaldas o de lado para que no se le identificase como un actor distinto a Glover. Además, se le caracterizó como él, con similar peinado y maquillaje, prótesis y gafas de sol, lo cual sirvió a Glover para demandar a Steven Spielberg (el productor) por usar su imagen sin su consentimiento.


Pequeños detalles que marcaron grandes referencias


Durante toda la película podemos encontrar curiosidades que los creadores escondieron para hacer la experiencia un poco más personal y para retar al espectador a encontrar estos detallitos, como por ejemplo el centro comercial en el que el Doc Emmet Brown realiza la prueba de viaje con su mascota Einstein iniciando la aventura, se llama Twin Pines Mall (Pinos Gemelos) y al finalizar la película, cuando Marty regresa al mismo lugar, el centro comercial se llama Lone Pine Mall (Pino Solitario) esto sucede porque Marty, cuando viaja al pasado, destruye uno de los dos pinos que tenía el viejo Peabody, dueño de los terrenos donde se construiría el centro comercial.


Un buen ejemplo de ello es que cuando Marty hace la prueba con su guitarra para el baile del instituto en 1985, la canción que toca es "The Power of Love", del grupo de Huey Lewis and the News. El jurado les rechaza por ser "demasiado ruidosos", y el actor que les prohíbe continuar es nada más y nada menos que el propio Huey Lewis. Una situación similar ocurre en en el baile del instituto de la primera entrega, cuando Marty sustituye al guitarrista de la orquesta para que pueda llevarse a cabo el plan en el que sus padres se enamoran. 


Dicho guitarrista se había lesionado la mano justo antes de la actuación, así que se quedó junto al escenario mientras Marty tocaba "Johnny B. Goode", la obra maestra de Chuck Berry. Claro que en ese año, 1955, todavía faltaban otros tres años para que Chuck Berry la compusiese, por lo que los directores lanzan un pequeño guiño a como llego su inspiración, cuando durante la actuación de Marty, el guitarrista llama por teléfono y dice “¡Chuck, Chuck! Soy Marvin. Tu primo Marvin Berry. ¿Recuerdas ese sonido suelto que estabas buscando? Pues escucha esto.”

Prediciendo el futuro


Las películas también tienen referencias a eventos futuros en la trilogía, y en muchas ocasiones incluso algunas escenas son espejo de otras, contadas de distinta manera. Como por ejemplo la escena del café en la cual Marty escapa de Biff y sus secuaces en una patineta y realiza un recorrido por el centro de Hill Valley. Este detalle se repite en la segunda entrega cuando Marty viaja al futuro y tiene que huir en una patineta voladora, la clásica escena también se repite en la tercera película, cuando Marty viaja al lejano Oeste y entra a la cantina y nuevamente vemos cómo el pariente lejano de Biff amenaza a Marty para luego ser rescatado por el Doc.


Un guiño a estos a eventos futuros ocurre cuando Emmet Brown le comparte a Marty lo que le gustaría hacer en el futuro, el Doc le dice a Marty que no sería mala idea conocer a los ganadores de las series mundiales de los próximos años. Esto es una referencia a la historia principal de la segunda parte de la trilogía, ya que Marty encuentra un almanaque de deportes con todos los resultados deportivos, pero que luego es robado por Biff para darselo a su yo del pasado y hacerle un hombre rico.


Asimismo, la escena de los relojes, predice muchas de las escenas futuras, como Red Thomas, el alcalde de Hill Valley, borracho por haber perdido las elecciones contra Goldie Wilson, o la escena de la torre del reloj, cuando Emmet Brown queda colgando de una de las manecillas. En esta misma escena y durante la película, también se pueden observar  referencias a trabajos pasados de Gale y Zemeckis como la presentadora en el televisor. El nombre original de Lorraine era Meg, el cambio lo sugirió un productor, Sidney Sheinberg, y el personaje obtuvo el nombre de Lorraine, basado en el nombre de la actriz y esposa del productor.


El nombre de la ciudad ficticia, Hill Valley, en un principio suena a un chiste, ya que se contradice siendo Hill (colina) y Valley (valle). Sin embargo, en un guión para Back to the Future II, encontramos que Hill Valley fue fundada por William Hill. La ciudad cambia de maneras divertidas durante la trilogía, y podemos ver incluso cómo logos de compañías cambian de 1955 a 1985, entre las cuales podemos encontrar Texaco, Bank of America, Toyota y lugares ficticios como el Café de Lou, el cual se convierte en el Café de los 80's en la segunda parte. 

***
Por el momento, mientras nos preparamos para redactar la segunda parte de esta trilogía de entradas, voy a revivir Volver al Futuro parte II y regresaré en el DeLorean con curiosidades de la magnífica segunda entrega. Si conocés alguna otra curiosidad, porque son en realidad muchas, podés compartir tus favoritas acá en Revista Level Up.
[Especial] Back to the Future: la saga que marcó la historia... Reviewed by Pablo Vargas on 10/21/2015 Rating: 5 Por Carlos Alvarado y Pablo Vargas . 1985. Es el año de debut de Wrestlemania , el hit de We are the world en la radio y la llegada ...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.