[Editor's Choice] It's Always Sunny in Philadelphia - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
miércoles, enero 14, 2015

[Editor's Choice] It's Always Sunny in Philadelphia

Por Mariana Artavia. 

Primero que nada, este no es un artículo para decir que “todo el mundo debería ver It’s Always Sunny in Philadelphia”. Aunque sería genial que todo el mundo la apreciara, la verdad es que es una serie que puede herir susceptibilidades y no es apta para personas serias y correctas. Por otro lado, si usted es una persona que disfruta del humor negro, la sátira, los chistes random y las bromas políticamente incorrectas, esta serie sí es para usted.

Always Sunny trata sobre un grupo de amigos egoístas y egocéntricos que son dueños de un bar en Philadelphia. Dennis y Dee Reynolds, que son hermanos, Ronald McDonald, mejor conocido como Mac (por obvias razones) y Charlie Kelly, King of the rats. En la segunda temporada se suma Frank, el papá de los Reynolds (Danny DeVito).

"Es Seinfield en crack", esa es la descripción que ha recibido la serie. El piloto costó menos de $100. Con ese piloto le vendieron la idea a FX, que al inicio no estaba muy convencido, pero gracias a la libertad que le han dado a la serie, se ha convertido en una de las más vistas del canal. Ayer estrenaron su décima temporada, y ya están confirmadas la 11 y la 12, lo que la convertiría en la serie de comedia live-action que aún se transmite, más larga de la TV.

¿Quién es The Gang?




Mac: Uno de los dueños de Paddy’s Pub. Cree que tiene habilidades de combate y artes marciales, pero al final suele huir de las confrontaciones. Es un católico con posturas muy conservadoras en varios temas como el aborto o la evolución.

Dennis: Otro de los dueños de Paddy’s Pub. Es la persona con el ego más enorme en todo el universo, está obsesionado con su físico y con impresionar a las mujeres, ya sea por voluntad propia o a la fuerza. Se presume que tal vez sea un psicópata y tiene algo de talento para cantar. Tiene un bromance con Mac, fueron compañeros de colegio y ahora son roommates.

Charlie: Aunque también era dueño del bar, vendió sus acciones por medio sandwich y ahora es el conserje y le tocan todas las labores que nadie quiere hacer, el “Charlie work”. Es amigo de la infancia de Mac. Es analfabeto, vive en la miseria, le gusta oler pegamento o pintura, está obsesionado con los gatos y con una mesera “The Waitress”, que nunca le hace caso (lo cual es gracioso porque en la vida real están casados). A pesar de todo eso, y aunque suene raro, es el personaje más adorable de la serie, o al menos el más ingenuo. También es el más musical del grupo, ha hecho varias canciones para el bar e incluso un musical, que es el mejor episodio de todos.

Dee: Deandra “Sweet Dee”, de dulce no tiene nada, es la melliza de Dennis, y bartender en el bar. Sueña con ser actriz, aunque no tiene talento. Ha fracasado en todas sus relaciones y es alcohólica, al igual que el resto del grupo. Usualmente es el blanco de las bromas y siempre comparan su aspecto con el de un pájaro. (En la vida real está casada con el actor de Mac, se conocieron en la serie).

Frank: es el papá de Dennis y Dee, en algún momento fue un hombre de negocios (todos ilegales y corruptos, claro), se divorció y ahora intenta ser parte del gang. Es el peor papá del mundo, y eso explica mucho de la forma de ser de sus hijos. Pero sí es muy amigo de Charlie, son roommates y duermen juntos. Frank tiene un talento innato para manipular a la gente y muchas veces usa a Dee y a Dennis para su propio beneficio. También es el personaje más grotesco de todos.

Los actores, Glenn Howerton (Dennis), Rob McElhenney (Mac) y Charlie Day (Charlie), son también los productores de la serie, lo que hace que uno sienta que es un grupo de amigos que se sientan a escribir tonteras y las convierten en episodios. De hecho la mayoría de capítulos también los escriben ellos. Eso además hace que uno sienta que los personajes y los actores son la misma persona. Tal vez Glenn no sea un depravado sexual como Dennis, pero es inevitable pensar que los personajes están basados en ellos mismos. Además, el hecho de varios de los personajes estén casados, como quien dice, todo queda en familia.

¿Por qué hay que ver It’s Always Sunny in Philadelphia?



No hay límites. Básicamente, no hay ningún tema que la serie no pueda tocar o que considere inapropiado, y FX no los limita en ese sentido, entonces hay episodios sobre el aborto, el racismo, el abuso sexual, la posesión de armas, drogas, cáncer, concursos de belleza infantiles, discapacidades, religión, economía, canibalismo, redes sociales, eutanasia y terrorismo. También hay episodios sobre la importancia de que los gatos usen guantes, las consecuencias de manejar comiendo un plato de cereal y hasta un musical.

No hay moralejas. Aunque a primera vista parezca similar a otras sitcoms con grupos de amigos que se reúnen en un bar/café/apartamento, con solo ver cinco minutos del primer episodio es evidente que la serie dista mucho de cualquier comedia con humor azucarado, fácil de digerir, y con risas enlatadas. En otras series, si los personajes hacen algo malo, usualmente terminan pidiendo disculpas, lamentándose y aprendiendo la lección. En Always Sunny, ellos destruyen sus vidas y las de otras personas, pero nunca aprenden ninguna lección, y en realidad casi nunca tienen que enfrentar ninguna consecuencia. 

No es una serie normal. En una serie normal, si un personaje está deprimido porque su vida es un fracaso, sus amigos lo ayudan a salir adelante. En Always Sunny si algo así pasa, los demás lo que hacen es hacerle creer que tiene un talento, engañarlo con una historia falsa de éxito y destruir sus sueños jugándole una broma de proporciones épicas para que se deje de quejar. En realidad viéndolo en perspectiva, ellos son amigos porque nadie más sería amigo de ellos. Quienes lo han sido, no han terminado muy bien… Por ejemplo, un viejo amigo de la escuela que era sacerdote, después de un tiempo con el gang, termina como un drogadicto indigente.

Otra cosa, si esperan el típico triángulo amoroso, romance cursi, relaciones que terminan y vuelven, como en casi todas las series de comedia, tampoco van a encontrarlo acá. Lo más cercano a una relación amorosa que tiene la serie es el acoso de Charlie a The Waitress.

No hay nada que los actores no estén dispuestos a hacer. Ya que ellos también escriben los episodios, no hay nada que los limite, incluso cosas que puedan comprometer su integridad física. Y eso incluye el hecho de que Robb (Mac) haya aumentado 50 libras solo porque al actor le pareció que en otras series, los actores se iban viendo cada vez mejor conforme avanzaba el show, entonces decidió que sería gracioso hacer todo lo contrario. Entonces en la 7ma temporada, Mac es gordo. ¿Qué otro programa haría algo así?

No es un show para complacer. Si les importara lo que diga la crítica, o el público más sensible, probablemente nunca hubieran hecho el programa del todo. Es de esas series que uno se piensa dos veces antes de recomendar a un amigo, porque podría pensar que uno es un ser detestable por encontrarla tan graciosa (mentira, en realidad uno se la termina recomendando a la humanidad). Nunca han ganado un Emmy. De hecho hay un episodio en que se preguntan por qué el bar nunca ha ganado un premio (refiriéndose a la serie), y al final llegan a la conclusión de que no lo necesitan y Charlie le canta una canción a los jueces: “Go fuck yourselves”.

Hace que uno se cuestione el tipo de persona que es uno. Por un lado, uno se siente bien de que ni uno ni sus amigos sean tan horribles como the gang. Pero a la vez, uno se cuestione qué tan malo hay que ser para encontrar todas estas situaciones tan graciosas, ver a los personajes tratarse como enemigos y destruirse entre ellos... y disfrutarlo.

La calidad no baja. Es normal que en una serie, sobre todo de comedia, se vuelva repetitiva y poco ingeniosa cuando va por su sexta o sétima temporada. Todavía en su última temporada, Always Sunny es capaz de crear episodios que se convierten en todo un clásico de la serie. De hecho esta novena temporada tiene varios de los mejores episodios que han producido. Sus chistes no se vuelven trillados ni aburridos, porque de alguna forma se reinventan, e incluyen otros temas relevantes en ese momento, todos siempre desde un enfoque cómico e irreverente.

Pero al final de cuentas la razón principal es que es genuinamente graciosa. Graciosa nivel lágrimas, risa escandalosa y quedarse sin aire. Graciosa al punto de que solo ver los títulos de un episodio ya causa risa.



Las temporadas de la 1 a la 9 están disponibles en Netflix US.

***

Mariana Artavia - Productora Audiovisual. Defensora a muerte del Caballero de la Noche, los cómics y la ciencia ficción. Responsable de nuestra sección semanal de Cine y Televisión.
[Editor's Choice] It's Always Sunny in Philadelphia Reviewed by nANa on 1/14/2015 Rating: 5 Por Mariana Artavia.  Primero que nada, este no es un artículo para decir que “todo el mundo debería ver It’s Always Sunny in Phila...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.