[Análisis] South Park: The Stick of Truth (PC, PS3, Xbox 360) - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
lunes, marzo 10, 2014

[Análisis] South Park: The Stick of Truth (PC, PS3, Xbox 360)


Por Andrés Díaz.

South Park: The Stick of Truth se ganó un lugar especial en la biblioteca de los RPG contemporáneos. En pocas palabras, el juego está bien logrado, es agradable y versátil. Además mantiene la esencia del show creado por Trey Parker y Matt Stone, hace ya 17 años. Es soez, vulgar y políticamente incorrecto.

La atmósfera creada por Obsidian Studios( la gente que hizo Fall Out New Vegas), nos sumerge dentro de un episodio de South Park para interactuar con la variedad de personajes y locaciones del show. Hay millones de referencias como Toallín, la toalla drogadicta, Tom Cruise está en el armario de Stan y los juguetes Chinkpokmon están esparcidos por todo el mapa. 

Si a usted le gustan los RPG y por lo menos ha visto uno que otro episodio de la serie le va a encantar este juego.
Los diálogos y la música están basados en la serie y son geniales.  Incluso hay momentos en las cut-scenes, en las que uno realmente siente que está viendo el programa de South Park, esto claro porque los maestros Stone y Parker estuvieron detrás de la confección de guión. El juego tiene un poco de bugs y glitches, pero nada serio, nada que no le permita a uno terminar la campaña de 20 horas.

Al inicio uno toma el rol protagónico del chico nuevo del pueblo, mientras Cartaman, Kyle, Stan y Kenny están jugando un estilo de Calabozos y Dragones. Los humanos luchan contra los elfos para controlar  un palito denominado “The Stick of Truth”, el que lo obtenga tendrá el control del universo, a partir de ahí se desencadena una serie de eventos incoherentes que involucran aliens, nazi zombies, una horda de mongoles y Taco Bell, sobre todo Taco Bell.

Magic, ¡bitch!
The Stick of Truth tiene toques sutiles de Skyrim (Dragonborn), Paper Mario e incluso tiene tintes de Final Fantasy VII. La atmósfera intenta ser medieval, con claras referencias del Señor de los Anillos y Game of Thrones.  De hecho el juego es una sátira de los RPG e ingeniosamente se burla del jugador. Such a hardcore gamer WOW. 

Al principio de la aventura, hay que crear un avatar y elegir entre cuatro clases, guerrero, mago, ladrón y judio (XD). Cada una tendrá habilidades especiales para derrotar al adversario, por ejemplo el ladrón se beneficia de ataques por la espalda, mientras que el guerrero patea traseros (literalmente) con un arma de dos manos. El mago usa la magia de su trasero para incinerar al rival y el judío puede usar hechizos de druida, así como curar a los aliados. 

Hay una gran variedad de armas, armaduras, artefactos y objetos para customizar el personaje a como uno quiera, así como la estrategia para cada batalla. 



El escenario es el pueblo de South Park, en el que uno tiene que vagar para completar los objetivos. El mapa es relativamente pequeño, pero está muy bien explotado, se pueden hacer tantas cosas, como jugar a las escondidas con los niños de preescolar, buscar a Jesús y expulsar a todos los pordioseros a punta de golpes. El juego está plagado de side-quest cada una con un encanto propio y único. Para agilizar el trasladado, se puede viajar de locación en locación en la “carreta” de Timmy (¡¡Ti-Ti- Timmy!!). 

Hay Facebook y Twitter (o paloma mensajera), de hecho esa mecánica es bastante novedosa, porque le da la oportunidad al usuario de ser amigo de los personajes en una red social. Entre más amigos uno tenga se pueden desbloquear nuevas habilidades pasivas, por ejemplo, con 7 amigos uno puede desbloquear la habilidad Protect my balls, que le dará puntos de defensa al jugador cuando la vida de este baje considerablemente.



Las peleas se asemejan mucho a Paper Mario, es por turnos y cada vez que se ejecute un ataque se deberá apretar una combinación de botones en cierto momento para que este sea más efectivo, esto también aplica a la hora de defender. En las batallas el personaje se regirá por tres barras, vida, power-points y mana. Los power-points se requieren para las habilidades propias de la clase, mientras que con el maná el avatar se tira flatulencias para derribar al enemigo.

El único punto oscuro son los boss fights; donde el juego queda debiendo un poco, ya que solo pusieron un enemigo regular pero con más vida. Lo que deja de lejos el convertirse en un verdadero desafío, donde no se requieren  un cambio de tácticas para poder derrotarlos, pero que sin embargo las mismas no dejan de ser divertidas, a pesar de no suponer un gran reto.

También se  pueden convocar  aliados como el Señor Esclavo o Jesús ,
algo así como Shiva o Odin en la saga de Final Fantasy.


Al final, El juego es bastante fácil ,incluso en la máxima dificultad no hay que quemarse la cabeza para idear una estrategia para salir avante, simplemente es de sentarse agarrar el control y disfrutar del paseo en las tierras nevadas de South Park.  Se puede ganar en un lapso de 14 a 30 horas. La variedad de clases ofrece el encanto de volver a jugar desde el principio. En general  la experiencia es grata, los controles son amigables con el usuario y logra eso que pocos hacen: sumergir al usuario. 

***
Andrés Díaz - Periodista. Colabora en la sección de deportes del periódico la Nación. Amante de los RPG, RTS, y Survival, pasa el poco tiempo libre que tiene en la jungla de Sumonner Rift.

[Análisis] South Park: The Stick of Truth (PC, PS3, Xbox 360) Reviewed by Pablo Vargas on 3/10/2014 Rating: 5 Por Andrés Díaz . South Park: The Stick of Truth se ganó un lugar especial en la biblioteca de los RPG contemporáneos. En pocas p...

1 comentario:

  1. De los pocos juegos que he terminado y vuelto a comenzar de una vez jaja

    ResponderEliminar

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.