[Análisis] How to survive (PS3, Xbox 360, PC) - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
miércoles, octubre 16, 2013

[Análisis] How to survive (PS3, Xbox 360, PC)

Por Pablo Vargas.

Desde que 505 Games anunció que el estudio EKO Software trabaja en el desarrollo del videojuego ‘How to Survive’ enfocado en una mezcla de "Dead Island" añadiendo el característico humor de la guía de supervivencia zombie de Max Brooks, con mezclas de RPG y survival horror, logró capturar toda nuestra atención con una aventura que nos pone en la piel de tres protagonistas -Kenji, Jack y Abby-, que naufragan en un archipiélago en Colombia, el cual se encuentra infestado de zombies.


A lo largo de esta travesía nos encontraremos diversos capítulos de una guía de supervivencia escrita por un antiguo miembro de la isla que nos advierte con un especial sentido del humor de los peligros a los que nos enfrentamos en la zona, cuyo ciclo de día y noche tendrá gran relevancia en la forma en que nos desenvolvamos, siendo vital poder avanzar en la isla durante el día e intentar movilizarse de forma cautelosa en el transcurrir de la noche.


Durante el día es importante recolectar todo lo que podamos para hacer frente a la oscuridad. No se trata solo de aniquilar zombies a diestra siniestra. Debemos preocuparnos de la salud de nuestro protagonista. Recolectar alimentos como semillas, frutas y hierbas son fundamentales, sin dejar de lado la caza de animales -ciervos, pájaros o peces-, para poder cocinar, alimentarnos y recuperar fuerzas antes de que caiga la noche, en la cual las hogueras y antorchas serán nuestras mejores aliadas.


Este grado de realismo es algo de agradecer en el juego. Cada detalle esta cuidado a lo perfección. Tareas sencillas como buscar agua potable -alejándose de los pantanos o el mar para enfocarse en arroyos o pozos-, hasta el cuidar los efectos de las barras de necesidades internas -salud, sed, hambre y cansancio-, pueden ser la gran diferencia entre sobrevivir o morir en la isla. Sin dejar de lado el sistema de creación de objetos que permite convertir un par de elementos en todo tipo de herramientas de supervivencia como armas, objetos curativos y armaduras con cada uno de los disparejos instrumentos que encontremos en nuestra travesía.


A nivel gráfico el juego conoce sus limitaciones, pero busca repuntear con una jugabilidad que cuesta asimilar en el principio, pero que rápidamente se vuelve adictiva durante las casi más de 10 horas que pasamos sumergidos en las cuatro islas que componen la aventura. Detalles gráficos como las manchas de sangre para seguir una presa y darle cacería, así como el desarrollo del entorno son atractivos a las vista y te sumergen en la atmósfera del juego.


"How to survive" se convierte en una propuesta interesante para quienes gustan del survival horror, con una dinámica de juego que sabe llevar bien sus limitaciones para entregar una producción de altura dentro del género de la estrategia y sobrevivencia zombie. Parada obligatoria el próximo 21 de Octubre al llegar al mercado digital de Xbox 360, PS3 y PC.


***
Pablo Vargas - Escritor. Ingeniero industrial. Director y fundador de la revista digital Level Up. Autor de la novela “El Hombre de la Rosa Negra” (ULACIT, 2009), el microrrelato “Un café para celebrar” (Editorial Costa Rica 2012) y el blog "Rincón de un escritor". Actualmente se encuentra trabajando en su nueva producción "Nueve minutos para la media noche" y escribe regularmente en los blogs de la casa de 89decibeles.
[Análisis] How to survive (PS3, Xbox 360, PC) Reviewed by Pablo Vargas on 10/16/2013 Rating: 5 Por Pablo Vargas. Desde que  505 Games anunció que el estudio EKO Software trabaja en el desarrollo del videojuego ‘ How to Survive...

1 comentario:

  1. Me cuadro bastante realmente se siente por asi decirlo, un poco mas completo la sensacion de una apocalipsis zombie, ya que toda la parte de supervivencia es el encanto xD, en vez de solo la parte de llevar un arma y matar zombies

    ResponderEliminar

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.