(Análisis) Uncharted: Drake's Fortune (2007) | Revista Level Up - Revista Level Up

728x90 AdSpace

Trending
miércoles, abril 14, 2021

(Análisis) Uncharted: Drake's Fortune (2007) | Revista Level Up

Por Pablo Vargas | pvargas@revistalevelup.com.

Sic Parvis Magna. A catorce años del estreno de 'Uncharted: Drake's Fortune', no hay forma más justa, genuina y sincera de iniciar el retro-análisis de la primera entrega de una saga que marcaría la historia de los videojuegos, que echando mano de la legendaria frase de Sir Francis Drake: “La grandeza nace de pequeños comienzos”.


Si convertir una trilogía en un éxito de crítica y ventas en una sola generación de consolas, es un trabajo digno de admirar, hacerlo en cuatro ocasiones -en cuatro generaciones de consolas completamente diferentes-, es para ovacionar de pie. Mirar en retrospectiva, y ver que detrás de éxitos como la saga de 'Crash Bandicoot', 'Jack & Dexter', 'Uncharted', y 'The Last of Us' se encuentre ese estudio independiente que decidió en 1984, usar un perro cachondo como icono de su compañía, es algo completamente alucinante. Pero lo es. Y hoy, en Revista Level Up, repasamos las razones.

Drake's Fortune: un antes y un después en la forma de desarrollar y contar historias...


Desde la creación de 'Crash Bandicoot', Naughty Dog apostó en cada generación por hacer el cambio de saga para llevar a otro nivel lo aprendido, e intentar explorar los límites impuestos para llevarlos a un nivel más allá. Por ello, en el 2007, tras encadenar dos éxitos rotundos como la trilogía original de 'Crash Bandicoot' (PlayStation One) y 'Jack&Dexter' (PlayStation 2), Naughty Dog tomó la decisión de embarcarse en su proyecto más ambicioso que hubiesen desarrollado hasta la fecha: con un equipo de 70 personas, debían crear una aventura pulp en la que cosas increíbles podrían sucederse a nuestro alrededor, pero siempre de forma natural, realista y divertida.

Para hacer este sueño realidad, el equipo tenía como objetivo que todo girase entorno a la historia, y esa máxima debía llevarse hasta las últimas consecuencias, así que apoyándose en esa premisa se lanzaron a realizar uno de los mayores avances a nivel tecnológico de su generación, saltándose todos los manuales y guías de la época, para construir una nueva forma de hacer videojuegos: dejar de lados las leyes del mocap y establecer que de ahora en adelante, la grabación de la actuación física y facial se realizaría al mismo tiempo.


Este sistema, en 2021, se contempla como algo de libro e indispensable en cualquier desarrollo de un triple A de primer nivel; pero en 2005 -cuando Naughty Dog inició el desarrollo de Uncharted: Drake's Fortune-, era poco menos que una salvajada y una impensable locura. No obstante, el tiempo daría razón a Naughty Dog con un sistema que no sólo sería capaz de reducir costes, también permitiría que los actores implicados diesen rienda suelta a su creatividad dando forma a escenas improvisadas que, según el propio equipo, acabaron siendo las mejores del juego. Y esta, sería terminando siendo la clave de su verdadero éxito.

Y es que en ‘Uncharted: Drake's Fortune’ esos límites que Naughty Dog quería romper no tenían nada que ver con la jugabilidad de sus espectaculares tiroteos, emocionantes animaciones o poderosos gráficos que aún, catorce años después, siguen quitando el aliento ante la capacidad de recrear selvas y poblados perdidos con un tino impresionante. No, Naughty Dog apuntaba un nivvel más allá y es que todo, desde la potencia de la máquina hasta los avances técnicos, estaban orientados a hacer de su historia algo especial que marcara un antes y un después en la forma de desarrollar y contar historias en los videojuegos. Y ahí, es donde entra Nathan Drake.

Nathan Drake: la piedra angular de Uncharted


Lo que Naughty Dog hizo en el proceso de creación de Nathan Drake, hay que reconocer que lo hemos visto miles de veces en la industria del cine y los videojuegos, y con excepciones puntuales, casi siempre termina mal. Tomar un poco prestado de 'x' o 'y' personaje, para mezclarlo de forma gradual y esperar que este hibrido de personalidades haga clic con el jugador(a), es una meta que en el papel tiene todas las probabilidades de convertirse en una muy mala idea. 

Realizar esa mezcla de conceptos para crear a los personajes presenta esa línea muy fina entre el completo imbécil y el pícaro entrañable. Joseph Campbell (El monomito del héroe, 1949) ya había dejado claro que el riesgo de narrar historias con protagonistas inmutables que no evolucionan, pueden terminar en un cúmulo de acciones y desventuras con protagonistas que sólo reaccionan a lo que ocurre, pero no transmiten nada más. Y ese, es un pecado que la industria de videojuegos, había permeado durante décadas, y era un gran obstáculo a derribar.


No obstante, de forma casi milagrosa, la personalidad de Nathan Drake se construye en una acertada mezcla que toma prestado de Indiana Jones ese espíritu aventurero que mezcla de forma genuina, la pasión por las reliquias; que alimenta la osadía y torpeza; con el encanto -y al mismo tiempo-, facilidad para caer en la idiotez de un carismático Rick O’Connell de 'La Momia', pero sobre todo, con ese humor negro cargado de frases hilarantes y memorables al estilo John McClane en 'Died Hard'. ¿La clave? Nolan North como actor de captura y doblaje para dar vida a Nathan Drake.

Porque si algo es claro, es que hoy, nadie puede imaginar a otra persona dando vida a Nathan Drake, que no sea el propio Nolan North. Simplemente, no lo hay. Nolan es Nathan Drake, ese pillo, pícaro, carismático y entrañable personaje en muchos aspectos, que en otra vida podría haber estado traficando con alcohol o soltando frases ingeniosas mientras se pelea. Nolan añadió una capa de humor a Drake que nadie en Naughty Dog había previsto ni en sus más salvajes sueños y termina siendo la pieza fundamental para que la aventura mezcle cada elemento del personaje y lo ponga al servicio de una gran historia. 


Y es que, dejando de lado las impresionantes persecuciones, explosiones y lluvias de disparos que inyectando enormes dosis de adrenalina y mantienen al jugador(a) al borde del asiento, la esencia de los personajes, que llenan las escenas de pequeños diálogos y joyas narrativas que terminarían convirtiéndose en marca de la casa para Naughty Dog, es lo que hacen que la historia funcione, a través de esos diálogos y conversaciones casuales que le dan forma al personaje en memorables diálogos ingame que consiguen pausar el ritmo de los tiroteos de forma cómica o simplemente entretenida y, de paso, dan algo más de profundidad a la historia de los personajes protagonistas y secundarios.

Personajes por los que darías la vida...


Campbell (El monomito del héroe, 1949) creía que la clave para el viaje del héroe, estaba en la construcción de personajes entrañables y complejos, que se sintiesen no sólo vivos, sino que su personalidad fuese lo suficientemente interesante -y real-, como para hacer sentir al lector/espectador/jugador emocionalmente involucrado. Esto, es algo que 'Uncharted: Drake's Fortune' hace con maestría en la construcción no sólo de Nathan como personaje, sino también en la creación de una química genuina e incomparable entre el jugador(a) con Elena y Sully, los co-protagonistas de la historia, echando mano de la tecnología y la improvisación de sus actores de doblaje. 

Y es que el trabajo con la actuación facial y física de las animaciones de 'Uncharted: Drake's Fortune' fue tan importante que las líneas de diálogo siempre tenían dos caminos para el actor, por un lado lo que debía decir y, por el otro, cómo debía apoyarlo con actuación gestual para dar a entender lo que el personaje estaba pensando en realidad. La mezcla de ambos camino, es precisamente es donde reside la autenticidad de sus protagonistas, y el cómo consiguieron conectar con el jugador como pocas veces se había visto en un videojuego.



Elena Fisher (Emily Rose), es un buen ejemplo de ello. Elena no sólo es una exitosa reportera que dio con Nathan y le ayudó a financiar su expedición para recuperar el ataúd de Sir Francis Drake de la costa de Panamá, sino que se convierte, por méritos propios, en un personaje sumamente interesante que rompe todos los arquetipos de la princesa en apuros, para convertirse en una pieza fundamental en la aventura -y vida-, de Nathan Drake, al salvarle más veces de las que él quisiera reconocer, en una química de admiración y respeto mutuo, realmente incomparable. 

Y en esto los diálogos, el guion, las animaciones y la inteligencia artificial del juego influyen en gran manera. Elena no está para quedarse quieta y mirar solamente como acontecen las cosas, sino que es el tipo de mujer, que resuelve las cosas por cuenta propia; y esto es algo de su personalidad que se ve transmitido directamente en el juego, cuando en enfrentamientos y tiroteos directos, vemos a Elena -o Sully-, tomar el arma y asistir -literalmente-, a Nathan en los combates ingame; un sistema que Naughty Dog perfeccionaría en las siguientes producciones, pero que en el 2007, fue realmente grato y novedoso.

La grandeza nace de pequeños comienzos


Hemos evitado centrarnos en la historia porque, a pesar de que han pasado más de catorce años, sabemos que hay personas que aún no ha disfrutado de este gran juego que marcaría un antes y un después. La sinopsis del juego, es más que suficiente para darnos la información necesaria, sin spoilearse y poder disfrutar de una producción, a quien el paso del tiempo, no hace más que darle méritos y colocarle en el lugar que merece: una joya atemporal que no pasa de moda.

"Nathan Drake es un cazarrecompensas que acaba de encontrar algo que llevaba años buscando: el ataúd de su antepasado Sir Francis Drake. Le acompaña la periodista Elena Fisher, quién ha decidido grabar un documental de la expedición. Pero, todo cambia cuando dentro del ataúd únicamente hay un diario y en él se encuentra la ruta hacia El Dorado. Con la ayuda de su amigo y mentor, Victor Sullivan, Nathan y Elena realizarán una carrera a contrarreloj para encontrar la mítica ciudad antes que sus enemigos".

Sí.  Sic Parvis Magna. La grandeza nace de pequeños comienzos.

Calificación final: 8/10.


Sigue todo el acontecer y lo mejor de la industria de videojuegos, la tecnología, los eSports y la cultura geek en Revista Level Up a través de nuestras redes sociales en FacebookYouTube y Twitter
____________________________

  

(Análisis) Uncharted: Drake's Fortune (2007) | Revista Level Up Reviewed by Pablo Vargas on 4/14/2021 Rating: 5 Por Pablo Vargas |  pvargas@revistalevelup.com . Sic Parvis Magna . A catorce años del estreno de ' Uncharted: Drake's Fortune '...

No hay comentarios:

Siempre es un honor tenerte por acá. Gracias por compartir tu opinión con nosotros.